Inicio » Blog » Artículos » Entrenamiento » El sudor no se relaciona con la quema de grasas
Entrenamiento

El sudor no se relaciona con la quema de grasas

sudor quemar grasas

Quizás este pequeño comentario puede resultar algo ofensivo, pero la verdad es que resulta gracioso ver como es que incluso a día de hoy, podemos ver a muchas personas que acuden al gimnasio con cantidades ridículas de ropa sólo para sudar más y así “quemar más grasas”. Lo mismo sucede con aquellos que piensan que tomando un baño de vapor o encerrándose en el sauna por varias horas, podrán eliminar esas calorías extra que consumieron durante el almuerzo. Sin embargo, la única y dolorosa verdad es que sudar más no significa que estés quemando más calorías ni mucho menos, perdiendo más peso.

Para sostener esta afirmación hay que tener en cuenta que el sudor líquido que se produce como un mecanismo de defensa para regular la temperatura corporal y liberar agua y otros minerales (como la sal). Eventualmente, ese aumento en la temperatura del cuerpo se debe muchas veces a la práctica de ejercicio (o el calor ambiental) y es por esa razón que el sudor se ha llegado a relacionar de forma incorrecta con la quema de grasas.

En este punto del artículo, posiblemente muchos estén pensando “si no quemo grasas cuando sudo mucho ¿cómo es posible que al terminar mis entrenamientos siempre peso menos que al iniciar?”. Pues la razón es simple, y esto se debe a la pérdida de líquidos del cuerpo. Recuerda que el agua y las sales que se eliminan con la sudoración son materia que ocupa un espacio, y por lo tanto tienen cierto masa, haciendo totalmente normal que con la sudoración, notes cierta pérdida de peso o te llegues a sentir más ligero, pero eso no significa que se trate de grasa. Al final de cuentas, una vez necesites rehidratarte, recuperarás esos gramos perdidos.

Este hecho está avalado por múltiples estudios, como el que se llevó a cabo por la Universidad Internacional de Osaka, en donde luego de analizar la sudoración de varios hombres y mujeres se llegó a la conclusión de que en ningún caso se mostraba una pérdida de grasa relacionada a ello.

Por otro lado, ten en cuenta que si bien no vas a quemar grasas al sudar, sí aportarás diversos beneficios a tu organismo, tales como el de reducir las probabilidades de sufrir alguna enfermedad cerebrovascular, o al menos eso es lo que expuso Michelle McDonell en un estudio asegura que los beneficios del ejercicio para reducir los riesgos de un ataque cerebrovascular están relacionados con impacto sobre otros factores de riesgo.

Etiqueta