Inicio » Blog » Artículos » Entrenamiento » Para ganar más músculo, no ocupas levantar más peso
Entrenamiento

Para ganar más músculo, no ocupas levantar más peso

ganar musculo peso

El estancamiento o la falta de progresión es una de las etapas negativas de los entrenamientos con pesas, en la que se detiene el crecimiento de la masa muscular. Por lo general, este estado suele manifestarse debido a los frecuentes errores que los más nuevos dentro del mundo del fitness cometen por culpa de los estresantes mitos que hacen mala compañía a esta disciplina.

Uno de los factores más influyentes que dan privan el desarrollo de los músculos es la falta de información sobre las cargas elevadas, puesto que al principio, la falta de conocimiento sobre el peso que se debe levantar, así como los tiempos y el número de repeticiones juegan en contra de un buen entrenamiento. Es decir, que mientras algunos levantan más peso del que su capacidad les permite, hay otro grupo que levanta carga mucho menores que impiden el esfuerzo de los músculos, y por último, hay otros tantos que no saben cuantas repeticiones hacer, ni mucho menos el tiempo necesario que se le debe dedicar a un determinado peso para aumentarlo, una vez la fuerza también lo haya hecho.

A continuación vamos a hablar sobre las cargas, que siempre deben ajustarse de acuerdo a la forma física del atleta, puesto que tratar de levantar un peso mayor del que es posible, sería más que difícil, contraproducente para la integridad física. Para encontrar el equilibrio perfecto se debe comenzar con un número mayor de repeticiones y un carga que requiera alrededor del 70% de la capacidad máxima para poder ser levantada. Al paso del tiempo, esta filosofía debe ser invertida, de manera que los pesos deben ir aumentando prolongadamente hasta llegar al 100% de la capacidad máxima, mientras que las repeticiones deben ir disminuyendo, también poco a poco. Con esto se garantiza la correcta progresión del crecimiento muscular y así se evita el estancamiento.

En pocas palabras, levantar más no significa progresar más, el cuerpo debe ir adaptándose a nuevos pesos a medida que la fuerza va creciendo con la ayuda de los entrenamientos. Esta es una de las pautas que no muchos conocen y por eso es común ver como los más novatos empiezan por levantar cargas mayores a las que pueden con la idea de que eso les ayudará a ganar más masa muscular. Cuando esto sucede, aumentan las posibilidades de cometer malos movimientos, adoptar malas posiciones o llegar a fatigarse mucho más rápido, lo que puede conducir a graves lesiones que dejarían hasta al más experimentado, semanas fuera del gimnasio.