Inicio » Blog » Ejercicios » Pecho » Press de banca agarre cerrado
Pecho Triceps

Press de banca agarre cerrado

Press de pecho agarre cerrado

El Press de banca agarre cerrado es un excelente ejercicio para el desarrollo de la fuerza con el que se busca trabajar principalmente el pecho. Requiere de cierta experiencia en el levantamiento de pesas, por lo que no se recomienda para todos los recién iniciados.

Técnica de ejecución del Press de banca agarre cerrado

Para este ejercicio requerirás una barra con el peso ajustado según tus necesidades.

  1. El primer paso consiste en realizar un agarre a distancia media en el que se pueda formar un ángulo de 90 grados a la mitad del movimiento entre el antebrazo y la parte superior del brazo. A continuación levanta la barra del soporte y mantenla sobre tu pecho con los brazos extendidos. Esta será la posición inicial.
  2. Paso siguiente es respirar profundamente, al mismo tiempo que lleves la barra hasta que se encuentre aproximadamente a una pulgada de distancia de tu cuello.
  3. Realiza una pequeña pausa y después empieza a levantar la barra nuevamente, llevándola hasta la posición inicial al mismo tiempo que exhalas y utilizas los músculos del pecho para obtener impulso. Extiende completamente los brazos y aprieta el pecho en la posición contraída; mantenla por un segundo y nuevamente empieza a bajar en un movimiento controlado. Es importante que la bajada dure al menos el doble que la subida.
  4. Repite el recorrido nuevamente por el número de veces establecidas en la rutina.

Músculos trabajados con el ejercicio

Este ejercicio es ideal para trabajar los músculos que componen le pectoral. No obstante, también es adecuado para que en menor medida se involucren los hombros y el tríceps.

Algunas precauciones a tomar en cuenta

  1. Es muy importante que para este ejercicio siempre cuentes con la ayuda de un compañero que te pueda asistir ante cualquier situación. En caso de que esto no sea posible, lo mejor es ser más cuidadoso con respecto al peso utilizado.
  2. También debes tener cuidado en la distancia dejada entre la barra y el cuello. Lo más recomendable es mantener una pulgada entre ambos, y no más ni menos.
  3. Recuerda realizar movimientos controlados, más no explosivos para tener un control total del ejercicio.